miércoles, noviembre 22, 2006

I came back

Me lié a cuchilladas con el pobre blog. Él no tenía la culpa de lo que me estaba sucediendo, pero para variar, es más fácil tomarla con algo personal que razonar. Te han jodido, y ya que estás por la labor, decides seguir haciéndotelo tú misma un poquito más.
Y luego se lo cuentas a los lectores asiduos, que son pocos pero ahí están, y todos te miran con esos ojazos horrorizados. Por qué has hecho esto. Por qué si me encantaba. Con lo que a mi me gustaba leerte por las noches. Si era tu droga.
Te hacen sentirte culpable por haberles privado del minúsculo placer que supongo que ocasiona escribir mi dirección en el explorer. Así que intentas redimir el error, y dejar de lado las automutilaciones para ocasiones que lo requieran más.
Por eso he vuelto.
No puedo recuperar el antiguo blog. Eso implica tener que volver a empezar de cero. Como si nada hubiera pasado y fuera nueva en esto.
Que conste que lo hago por vosotros. :)

Qué mala soy mintiendo.
Disculpen la nube de polvo. Todavía andamos en obras.