jueves, noviembre 30, 2006

Jodidos Pivones

Cuando Marduk se lleva un chasco, primero se deprime.

Luego odia.

Luego culpa.

Luego bebe.

Luego desfasa.

Luego culpa.

Luego bebe.

Luego odia.

Cuando Marduk se lleva un chasco, primero se deprime.

Después, se convierte en otra.



















Hoy ha sido un día horrible, pero el sábado tengo una cita con un sombrero, dos vasos y una botella de vodka. Se podría pedir mucho más, pero no creo estar en condiciones de pedir. Y el plan se basta y se sobra.


Ea, por los jodidos pivones, y a tu salud.