sábado, diciembre 02, 2006

Colgada en el tendal





Yo observaba y bebía...
en esas reuniones de gente fina y fatua
y me daba vergüenza que me vieran las alas.




Estuve a tiempo de soltar dos lágrimas
pero sólo solté una.













































(¿lo que yo siento nunca importa?)