miércoles, diciembre 13, 2006

Que digo el postre, su merienda-cena más bien...

Café. Calor. Sonrisas amables.
Es que, aunque no te lo creas, no todos los tíos piensan con la polla.-
Marduk se echa a reír.
Ah, ¿no?-
Más sonrisas amables. Miradas de soslayo. Nubladas.
No. Yo no.-




Entonces Marduk, como sabe que él no lo va a hacer nunca, se acerca, lo acerca y le planta un buen muerdo. A ver si ojos grises espabila a besos.





Ñiau. Hoy Almuchan se va a poner corbata.




(peloscomoescarpiasporeltemazo.tantriste.tanreal)