jueves, enero 11, 2007

Pues claro



¿Me arañará?


Ares no sólo araña. También muerde, salta y bufa. Se le eriza la cola y hace emboscadas. Te mira mal. Ignora las carantoñas. Vende hasta a su madre por un poco de pienso. Conspira por los rincones. Sus ojos adquieren un color rojizo en la oscuridad. Ronronea. Me despierta por las mañanas. Se sube al piano y toca beebop con sus pies planos. Le gusta el cine clásico y mirar por la ventana como juegan los niños en el patio del colegio. Espía a los pájaros de la vecina y piensa lo mucho que le gustaría comérselos, aunque por ahora se conforma con un poco de jamón dulce que le paso de contrabando. Se echa la siesta en su sillón a cuadros escuchando a Frank Sinatra.
Deja que los bebés le estiren del rabo ( un rato ). Lee el Mundo y abre cajones en busca de tesoros perdidos. Todos los paquetes de cleenex de la casa están destrozados por él. Odia las bombas de Salvar al soldado Ryan en Dolby Prology 5.0. Le disgustan las visitas tanto como a mí. Disfruta viendo las gotas de lluvia en los cristales tanto como yo.
Posturas hieráticas.
Miradas verdes.
Ya me dirás tú si araña. Todo un aristógato.