jueves, marzo 29, 2007

Blanca y radiante






La última. El plan es el siguiente.
Una acaba la carrera, encuentra un trabajo... y ¿a qué vas a aspirar?
¡Habrá que casarse!

Porque... hay que pensar en los hijos ¿no?
Hay que tenerlos a una edad decente... como entre los 28 y los 30.
Y si nos paramos a pensar que hay que salir con Él un año, vivir otro para comprobar si hay compatibilidad de caracteres y al siguiente hay que casarse... ( con todo lo que eso implica. No nos vamos a conformar con una ceremonia cutre, queremos bodorrio. A Él de frac, coche de época, a papá llorando, invitaciones ribeteadas en oro, a familiares, a amigos y enemigos sentaditos en sus bancos, etc, etc, etc, )
Se nos acaba el tiempo!!!





Hay que encontrarle en menos de un año y medio.








Y si eso no te funciona... a los 30 adoptas... o te compras un perro. Que a fin de cuentas...