sábado, marzo 24, 2007

Aú!

La película buena. Los doblajes un poco cutres. Bastante cutres.
Marina y sus amigos... borrachos.
Yo... muy sobria.
La fama que me precede: ¿Eres tú la que te emborrachas mientras ves House? Sí, culpable. Hasta lo que bebo se sabía la tía.
Los que se ponen pesaos y me preguntan veinte mil veces si me caen bien. Y que soy un poquito putilla, me dice.
Je. Putilla.
La vuelta a casa.
Mi jaqueca crónica.
Hibuprofeno, quitada de ropa, lavada de dientes, cama.
Alone again, naturally.








Mañana más.