martes, marzo 27, 2007

Llueve







Punto y final,
no te molestes,
no hay concesión de amor
en mis peajes.