miércoles, marzo 21, 2007

Que te den

Y en el peor momento, delante de la persona más inadecuada del mundo, cuando tú intentas comportarte como siempre, para que el susodicho en cuestión no note tu paranoia interna ( QUE NOOOOO, QUE NOOOOO, QUE BASTANTE PROBLEMAS TIENES TÚ YA...), alguien suelta:

Anda, te estás poniendo roja-.

Oh, mierda.








PD: No sé ni para qué me esfuerzo. A partir de ahora, mutismo absoluto. Que calladita estoy más guapa.


Cago en las medias y la madre que parió un tanque.