domingo, marzo 04, 2007

Siempre en domingo

Te levantas, te pones de mala hostia en sólo unos minutos, pero llaman, y te arreglas y sales a la calle.

Después de reirte por las golosinas, por la Marisol koreana, de David Bowie cantando al lado del tío saltarín de las mallas, y don Robot, vas y te pruebas el vestido rosa más Barbie que encuentras en H & M. Y aunque no te lo compras, porque sabes que a tí te sienta mejor el negro, y que es una lástima, porque el escote profundo triunfaba, vuelves a casa con una amplia sonrisa. Tanto, que hasta te lías a hablar con la señora en la parada del autobús. Y esta noche más.




Y todos los cielos son azules.






Was my father a traitor, mother?
Ay, that he was.
What is a traitor?
Why, one that swears and lies.
And be all traitors what do so?
Every one that does so is a traitor and must be hanged.
And must they all be hanged that swear and lie?
Every one.