sábado, marzo 03, 2007

Sobriedad

Quizás Marina tiene razón y debería dejar de ver Sexo en Nueva York. Aunque, qué quieres, a falta de pan, buenas son tortas. La palabra más usada últimamente entre mis amigos es OLVIDA. La lanzan con precisión, pero yo soy más rápida y con mis reflejos evito siempre ser catapultada por el peso de lo que el proyectil implica.
Sería lo más lógico, lo más sano, lo más maduro, lo más coherente, lo más racional. Pero cuando he sido yo lógica, sana, madura, coherente y racional.
Aunque empiezo a pensar si no estoy sacando un poco las cosas de quicio (algo que sí que se me da bien).

De otras peores hemos salido y bueno, cuatro besos... son sólo eso.




Cuatro besos.


Y de eso sí que no me acuerdo ya. :)