lunes, agosto 27, 2007

Aburrimiento

Fuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuá.

En la parra

Estamos en el Green Dog. Son las seis y media y ya ando por mi tercer daiquiri. Reconozco que es probable que tenga un problema.

Una vez me plantó un tío.- dice Bonnie.

Tiene la voz espesa, y arrastra las sílabas. Creo que a ella también le afectan los daiquiris. Pero ella sigue guapísima y resplandeciente. No como yo.

Ah, claro. Que tú siempre les dejas a ellos.- le digo.

Puessss... sí.-

Faith no habla. Está demasiado ocupada haciéndole señas a la camarera.

¿Cómo ocurrió?- le pregunto.

Puessss.... estábamos cenando en un restaurante delicioso. Pequeñito y oscuro. Con violinista y todo. Me lo soltó de golpe el muy bastardo. Ni siquiera me había acabado el faisán. Que había vuelto con su NOVIA. ELLA. La eterna amenaza. El fantasma que se metía en la cama con nosotros tooooodas las noches. Y esta vez quería ir en serio. Se largaba a vivir con ELLA, tenían proyectos.-

Ahí va. ¿Y tú que dijiste?-

A mí se me atragantó el pichón. Me estaba mirando ahí, con ojos de cordero degollado y esa expresión tan típica de: Te lo dije, tú nunca has sido ELLA, y yo mientras tanto, intentaba digerir la carne con el nuevo condimento.- hace una pausa para pegarle otro trago al daiquiri helado - Cuando conseguí recuperar la respiración se lo dije. Le dije que no esperara que le felicitase, ni que le desease suerte. Le dije que esperaba que ella lo hiciera muy muy infeliz, y dejara de quererle, y que se las hiciera pasar, hablando mal y pronto: Putísimas.-

Faith y yo nos miramos. Bonnie nunca dice palabrotas.

Y que ojalá se diese cuenta de lo duro que resulta amar a alguien mientras éste se dedica a jugar con los sentimientos ajenos, y a destrozar almas. Y que todo lo malo que le sucediera de aquí en adelante se lo merecería, por cabronazo bastardo. Y añadí que a todo cerdo le llega su San Martín, y que rezaría todas las noches porque fuese ELLA la que se lo proporcionase.-

Vaaaya.-

No puedo hacerme a la idea de una Bonnie cabreada y rencorosa. ¿O tal vez sí?


¿Y qué pasó después?- pregunto, intrigada.

Me levanté, y le tiré la copa de vino por la cabeza.- suspira- Nunca volví a saber de él.-

Es una tía dura, ¿eh?- le digo.
Sí- contesta Faith- con un par de ovarios.-
¿Cómo lo consigues?-

Bonnie se arregla el pelo, mirándose en el reflejo de su copa.

Hay momentos en los que una mujer hecha y derecha debe evitar mantener la boca cerrada.-



Qué cosas...- me digo a mi misma, y apuro el daiquiri.

viernes, agosto 24, 2007

Sólo para VIPS

Vuelvo el 5 a los Madriles.
Llamadme para decirme vuestras respectivas fechas de llegada.
Y cómo se queda, y cuándo se sale.
Que estoy reafirmando los cimientos y os quiero a todos dentro.
Hacedlo vía comment, o por señales de humo.
Pero hacedlo.
Ya estáis tardando.
Yours sincerely.
Marduk.

My own fears

No te molestes, no vengas más. No quiero verte. Nunca.
Y no estoy tan triste como debiera.
Y me muero por la culpa.
Ya nadie le nombra.
Las miradas vacías me desquician.
Las visiones pesimistas de la vida que me plantean ellos, todos, me hacen preguntarme si seré capaz.
Se me escapan las razones por las que seguir en esto.
Tengo miedo por lo que vendrá, lo que se irá, lo que conseguiré retener.
Ingenio maneras para no depender de nadie.
Sufro el miedo a la soledad.





"Ayer estaba escuchando a Billie Holliday y me rondaban por la cabeza una serie de imágenes romanticonas que decidí convertir en relato. Venía a la biblioteca con la intención de colgarlo, pero he tenido mi conversación telefónica matutina acostumbrada y se me han quitado las ganas. Nada mejor que te bajen de las nubes a golpe de Orange. (Ponte a estudiar!!! Déjate de bailecitos en terrazas monas!!!).
Y volviendo a mi estado de ánimo habitual paso a resumir lo que ocurre. Lo que me ocurre.





Odio despertarme de madrugada, y que la luz esté encendida. Odio despertarme para descubrir que ya se ha marchado. Eso es mucho peor que su incapacidad para abrazarme y decirme que todo va a salir bien.
Pero todo esto resulta nimio, si lo comparo con la tarea de convertir mi corazón en indolente piedra.






Y nadie dice nada, porque nada hay que decir.

miércoles, agosto 22, 2007

No tengo tiempo ni para escribir


Hoy va a ser un día de esos para recordar.
El día en que La fabulosa Moonie Moon agarra a La pelos y practica con ella el lanzamiento de martillo.
¿Qué os parece?
PD. Para los ansiosos. Las nuevas aventuras de Bonnie,Faith y Mary Grillo la voz de la conciencia próximamente. Only in theaters.
Plou i fa un temps horrorós. Hi ha dos taurons sueltus per la platja. Quina merda d'estiu.

jueves, agosto 16, 2007

To be or not to be

Estoy entre las estanterías de la biblioteca. Haciéndome con los víveres necesarios para sobrevivir durante dos semanas más. Sé perfectamente que tendría que estar estudiando.
Cuando vuelvo a la mesa Faith y Bonnie están sentadas en las sillas de al lado. Desentonan graciosamente, con sus vestidos vaporosos y sus zapatos altos. Las dos llevan bolsos de mano a juego con el calzado. Las dos están divinas. Entonces pienso cuándo va a llegar el día en que me acostumbre a verlas tan arregladas.

¿Qué hacéis vosotras aquí?- les digo.
Vigilarte- me suelta Faith, dedicándome su espectacular sonrisa.

Qué alentador... - murmuro, soltando mi botín encima de la mesa.
A ver lo que vas a leer...- Bonnie ya se ha lanzado a los libros, y los hojea con expresión desconfiada.
¿"Cuentos de mujeres solas"?- pregunta, mirándome sorprendida - ¿Anton Chéjov? ¿Katherine Mansfield?-
Sí- contesto, poniéndome a la defensiva- ¿Alguna objección?-
Claro que no, cariño- responde Faith, mientras Bonnie vuelve a pasar las páginas de los volúmenes, ocultando una sonrisa de satisfacción - Ya era hora de que empezaras a afianzar tu posición-.

¿No es lo que llevo haciendo desde que os conozco?-
No cielo. Lo único que has hecho hasta ahora es quejarte.-



Las dos se ríen. En el fondo, se sienten orgullosas de mis gustos literarios. "Un hombre es lo que lee" es una de sus enseñanzas favoritas. Estarán obsesionadas con los complementos y las pasarelas, pero al menos no creen que deba convertirme en una mujer hermosa y tonta.


Adooooro a Katherine Mansfield...- canturrea Bonnie.



Le saco la lengua.

Tu ñoñería me saca de quicio- le digo, dejando escapar un bufido.
Te recuerdo que el libro lo has cogido tú...-

lunes, agosto 13, 2007

Bendito psicoanalisis

No desprendes suficiente energía positiva.-
SÍ LO HAGO.-
A mí no me engañas, encanto.-
Faith, sentada encima de mi escritorio, sus sensuales piernas cruzadas, me observa haciendo un mohín de disgusto.
Yo, mientras tanto, hago como que escrudiño las profundidades de mi armario con mucha concentración.
No le contesto. A palabras necias, oídos sordos.


Escucha a Faith. Ella sabe lo que es mejor para tí- dice Bonnie, que está limándose las uñas.
Exasperada, escojo unos vaqueros viejos y una camiseta de tirantes.


¡¿QUÉ?!- grito al oír un suspiro de resignación.
Oh, querida. Estás tan mona cuando te arreglas...- susurra Bonnie, mirándome con esos grandes ojos de gacela herida que reserva para las ocasiones oportunas. Está claro que piensa que ír a estudiar a la biblioteca es una ocasión oportuna para practicar el chantaje emocional.



Touché.
Arrojo lejos de mí los vaqueros y la camiseta y los reemplazo por un vestidito.
Faith y Bonnie no caben en sí de gozo, y se pasean por la habitación mirándome y sonriendo.
Pongo los ojos en blanco y me dirijo hacia el baño, llevando conmigo el vestido y la ropa interior.
No te olvides de los tacones, cariño- me grita Faith.
Y ¡Péinate!- añade la otra, antes de que se cierre la puerta del dormitorio.



* * *




Consigo que desaparezcan medio camino. Mientras escucho a Sophie Ellis Bextor, y cuando ya estoy empezando a creer que voy a tener por fín una mañana tranquila entre apuntes y libros, el dedo índice de Bonnie me da unos suaves golpecitos en el hombro.


Y ¿ahora qué coño quieres?-
No blasfemes- dice- y haz el favor de contonearte con elegancia. No sirve de nada que te pongas tacones si cuando andas pareces un flamenco enfermo.
Yo me quedo pensativa, preguntándome qué diferencia estriba entre un flamenco enfermo y otro sano, y en qué influye este dato en su forma de andar, pero antes de qué pueda plantearle a Bonnie cual es el motivo de que una chica cosmopolita como ella pueda memorizar semejante información, Faith me aborda por el flanco izquierdo.
Es que eres un desastre, querida. Cómo pretendes que hagamos de tí una triunfadora si nunca nos haces caso.-
Se puede triunfar en este mundo sin necesidad de llevar tacones- me atrevo a murmurar.

Faith arruga su naricilla, mientras Bonnie deja escapar un gritito desaprobador.
Intento defender mi teoría, argumentando que el mundo está lleno de mujeres agresivas, bellísimas y seductoras que no siguen ningún tipo de norma social de comportamiento, y aún así tienen éxito en su trabajo y en el amor. Mujeres que no llevan tacones, que cogen el teléfono para proponer citas, que no mienten sobre sus sentimientos, que se permiten el lujo de ser divertidas delante del sexo masculino, que son inteligentes y que sus convicciones personales van mucho más allá del pelo reluciente y la lencería fina. Son, en definitiva y a pesar de todo, mujeres deseables. Únicas y deseables.

Escandalizadas, Faith y Bonnie me exigen nombres.

Simone de Beavoir, por ejemplo.-
Una idealista- replican ellas.
George Sand.-
Se acostaba con Chopin. Alguien tenía que ser el hombre de la relación-.
Marlene Dietrich.-
Una excéntrica.-
¿Anaïs Nin?.-
Una desviada sexual.-


¡Pues prefiero ser una desviada sexual a tener que pasarme el resto de mi vida aparentando ser algo que no soy!.-

Han conseguido enfadarme, y lo saben.
Por eso Bonnie, como la magnífica profesora paciente que es, me regala un abrazo, envolviéndome en el evocador aroma de su nuevo perfume ( ¿Loewe? ¿Cacharel? ¿Chanel? Voy a tener que preguntárselo...) y al instante consigue que se me pase el berrinche.

Contrólate. No puedes ir soltando en voz alta lo primero que se te pase por la cabeza. Van a pensar que eres rara.-
Es que Faith, soy RARA.-

Sí querida, ya lo sé. Pero ellos no lo saben y tú no tienes por qué ir pregonándolo. Cada cosa a su tiempo.-
Bonnie asiente con la cabeza, y Faith me sonríe, echando hacia atrás su hermosa cabellera rubia.

Me siento inútil y vencida.

No sé ni para qué os esforzais conmigo chicas- les digo.
Porque tienes madera, cariño- responde Faith- sólo tienes que pulirte un poquito.-

No muy convencida, consulto la hora en mi reloj de pulsera. Faith y Bonnie me imitan en idéntico gesto.

¡Vete a estudiar y no te preocupes por nada!- grita Bonnie, dándome un rápido beso volátil en la mejilla.

Nosotras nos encargamos del resto!-.

Las dos agitan sus manos y se alejan; dejando tras ellas el eco de su dulce taconeo apresurado.
Yo suspiro.
Estas dos van a volverme loca.

miércoles, agosto 01, 2007

Perspectivismo

Es curioso como cambian las perspectivas. Te pasas meses y meses intentando comprender el puto cuadro colgado de la pared. Lo miras desde una distancia prudencial, de más de cerca, o de más de lejos. Alternas, caminando hacia delante y hacia atrás. Te concentras en un punto hasta que se vuelve borroso y te mareas. Vizqueas. Entornas los ojos. Haces un encuadre con las manos.

Pero sigues sin comprender nada.



Y luego, de repente, descubres la manera.
Sólo había que hacer el pino puente, guiñar un ojo y enarcar la ceja contraria y mirarlo desde esa posición. Complicado, pero eficaz.


No obstante, para cuando lo consigues, has perdido el interés en el cuadrito de marras y encima el contenido temático no es para tanto. Sin embargo sigues ahí, haciendo caso omiso del dolor que la postura te produce en la espalda. Demasiado fascinada. Demasiado sorprendida por no haber comprendido antes que sólo aprendías maneras de malgastar el tiempo. Demasiado acostumbrada, demasiado perezosa como para dejar de hacer malabarismos oculares y alejarte a acabar de analizar el resto de la exposición.

Como quien estira un poco más una goma que ya está dada de sí.



Tan sólo cabe esperar que no acabe estallándose en los (mis) morros.










¿Que soy un fondo de pensiones?

Yo preferiría más bien ser un conjunto de acciones de una empresa multinacional.
Así, la oferta y la demanda suben o bajan, y el juego tiene muchísima más emoción.
Así, yo puedo simplemente, pasearme por la galería, deteniéndome en todas y cada una de las obras de arte que me llamen la atención, sin prisa, sin agobios, sabiendo que para las dosis retorcidas de perspectivimos convexos ya le tengo a él.

Así.

Moonie comes back home


9-12
: Arena y mar.
12-14:Biblioteca. Inglés (Shhhhh)
Historia de la comunicación.
Derecho constitucional.
14-16:Lunch and Siesta.
16-17: Movie time. 1
7-18: Inglés. Ahora de verdad.
Harry Potter and the Deathly Hallows.
18-19: Amigos. Si es que hay alguno.
19-20: ?¿
20-21: ?¿
21-22: Pendonear con chulos de playa fornidos, pelaos y estúpidos hasta altas horas de la madrugada, bebiendo vodka y bailando Bisbal en locales de Salou que huelen a salitre y a sudor. (Es altamente probable que me pase por el forro esta última parte y escoja la compañía familiar, las cenas en Cambrils y las Lágrimas de San Lorenzo en Escornalbou )



¿Alguien se apunta?



Timetable






Eso digo yo. Meow.