miércoles, septiembre 05, 2007

Considerémosle muerto

He vuelto y eso debería ser lo más importante.
Traje en la maleta un diccionario de latín, a Drácula y al cadáver.
El mismo que a veces me hace llorar por las noches en silencio. Amortiguando el ruido de los sollozos con el edredón.



Sudar y llorar.






No hay nada que hacer.
He vuelto y eso debería ser lo más importante.
Muerto el perro, se acaba la rabia.
Considerémosle muerto.









PD. Os quiero ver a todos.
Esperad a que acabe de pelearme con mi examen.
:)