domingo, septiembre 30, 2007

Ego grande, ande o no ande





(O de cómo pasé la tarde con un James Dean poco fotogénico)