domingo, septiembre 23, 2007

Noche en blanco






Museos visitados: 0
Acontecimietnos culturetas: 0
Grado de alcohol en sangre : 1000000000000000000000000%
Grado de tristeza adquirida: 0%
Nostalgia: 0%
Espera: negativo.
Grado de escarmiento: 100%
Grado de cabreo: 0%
Grado de rencor: Nulo
Felicidad Quiero-a-mis-amigos: 1000000000000000000000000000000000000000000000000%




Yo, QUE bailo como una loca, cuando en el bar de Nacho (Campus, al que no volvía desde mis años de novata-buscamos-tíos-de-bésame-y-olvídAME) nos ponen a Gigi d'Agostino. (Pachá revivals forever and ever. Los 16 que tiran, chicos). Y luego a Enrique Inglesias. Pero vamos, que a esas alturas de la noche ya me da como un poco igual. Le pego collejas a Blas, y me río a carcajadas con Aydux. Fumo todo lo que no había fumado en 10 meses, por solidaridad. (Solidaridad? Respeto? Cariño? ) Bebo y bebo. Ron. Bebida a la que me acostumbré a fuerza de probarla en bocas ajenas.
Patry, con la que me tiro millones y millones de fotos. Fotos de las que mañana borraré la mitad.
Me voy pronto. Por tener el sentido de la responsabilidad agudizado. ( Aunque sé que mañana, con la gran resaca, no haré ni el huevo. Doy por perdidos los dos putos exámenes que me quedan).
Llamada de alcohólica empedernida a Calvito. Si no le dije que le echo de menos, y que le quiero a horrores, entonces, es que no le llamé. ( que podría ser. Quizás llamé a alguien indeseable pensándome que era calvito, y ni me enteré... bvete tu a saber...).

Invito a todo cristo a mi fiesta de cumpleaños. ( Queda un mes, pero yo como si fuese mañana).
Y me doy cuenta de que lo de autoconvencerme de que todo va bien, a veces funciona.

Mañana, si decido conservar este post, lo acompañaré con alguna picturete.





Good night, and sweat dreams