miércoles, septiembre 19, 2007

Seguro que esto es culpa tuya, rey demonio.

Me levanto y me comunican que el grupo G está completo. Y eso me pone de una mala hostia que echo fuego por las muelas, como dicen en mi tierra. Ir a clase sola mola, me dicen. Harás amigos. Amigos. Para qué coño quiero yo hacer amigos. Seguro que ni siquiera hay tíos buenos. Qué digo buenos, si con potables me conformo. Y ya me entra la paranoya. Ahí los del G haciendo piña y llevándose de puta madre, y yo amargada, amargada y apartada. Y seguro que mi temario es el doble que el de ellos.
Odio al mundo y la capacidad de decisión.

¿A quién se le ocurriría abolir la esclavitud?



Y ahora que ya me he quejado y pataleado un rato intentando rebelarme contra mi fatal destino...



Qué maravilloso es levantarse por las mañanas y beberse un colacao con galletitas!!!!


(Mariposas, mariposas. Corazones, corazones. Felicidad, felicidad)





PD. Quiero que llueve a cántaros. Durante cinco días seguidos, al menos.





All together now!!