viernes, septiembre 21, 2007

Y a mi qué

Y a mí qué coño me cuentas.
Vengo del examen, y de comprar un regalo, y me encuentro con un montón de comentarios que no sé de qué van, ni a qué vienen.
No entiendo un carajo, y ni siquiera necesito entender.
Demasiado cansada para esforzarme.
Rechazo planazos ( Calvito me mata, y con razón...) y me quedo en casa. Ni bailes, ni Take your daugther to the Slaughter, ni pollas.
Hace fresco, me duele la quemadura y me apetece disfrutar de Terry Pratchett en perfecta soledad. Dormir con Steve y disfrutar del sofá. Comportarme en definitiva, como la condenada vaga que soy. Porque mola y porque me apetece.

Lo bueno de vivir sola es eso. Que no hay nadie que grite si no se lavan los platos, ( bueno, Marina sí, pero ahora ella no está :P)ni que me prevenga de los resfriados si voy descalza, ni que me obligue a comer, ni que me despierte por las mañanas muy cedo ( en honor a miña nai, que a parte de gallega es una gritona empedernida); y en definitiva, que me dé la vara para qué haga todo lo que NO me apetece hacer.



Así que qué coño me estáis contando. Pelead, pelead. O meted cizaña, como gusteis.
Pero olvidaos de que existo por un día.

S'il vous plait.