lunes, noviembre 19, 2007

Sí quiero




Tú, que decidiste que tu vida no valía,
que te inclinaste por sentirte siempre mal,
que anticipabas un futuro catastrófico,
hoy prognosticas la revolución sexual.
Tú, que decidiste que tu amor ya no servía,
que preferiste maquilla tu identidad,
hoy te preparas para el golpe más fantástico,
porque hoy empieza la revolución sexual.