viernes, diciembre 07, 2007

Retirarse a tiempo

Como Serrat, por poner un ejemplo. El mejor cantautor español sin duda alguna. Pero ayer me dijeron: bájate el Sinfónico, que es precioso. Y yo, que tengo esos prejuicios y me da tanta lástima escuchar crepúsculos de grandes músicos, no sé si fue por esa sonrisa tan de Colgate, o mis hormonas desbocadas, que me dejé convencer como una tonta (¬¬). Con el Carrusel del Furo y la sinfónica de Barna, sufriendo en este preciso instante. La orquesta muy bien, por supuesto. Pero el pobre hombre... joer, ese tembleque tan característico se ha convertido en un gorjeo de viejo que s'em fa un nus la gola, cony, que no puedo. Y mira que la selección de temas es la hostia ¿eh? Todos estupendos.
A veces, sólo a veces, parece que apunta a maneras y dices: ui, sí, es su voz. Pero nah, sólo es un ademán aislado.
Fatal me sembla, mira tu.
No sé como será el de Dos Pájaros de un tiro, aunque todo el mundo salió encantao del concierto ( el amor es ciego, y se ve que sordo también). Pero vamos, que de aquí en adelante, sólo cabe en ir empeorando, y encima con el otro, que ánda más pa' allá que pa' acá, que sí, que muy bueno, un gran poeta ( haciendo listas de todo, pero poeta), pero que de voz, lo que se dice voz, nunca ha ido sobrao.
No es por criticar, de verdad.
Júrolo. Por los vinilos de Joan Manel de mi madre. Que es galeguiña y no entendía un carajo de lo que cantaba el hombre, pero a ella le gustaba el del lunar. :) Oye, cada cual con sus cosas.


Argh.
Qué horror de disco.

Yo me quedo con: esto