sábado, enero 12, 2008

Cosas nuevas




Voy latiendo, lentamente, no hay prisa en mi corazón. Sin privarme de ningún amor, paseando por la vida. Y es que de veras soy sincera,hoy no tengo ningunas ganas de llorar. Me cansé de ir a la carrera, de creer que la vida no espera, agotada de tanto volar, aterrizo y empiezo a pensar, que yo no quiero ser la primera, paseando la vida es más bella. Que me dejen en paz, que me dejen en paz.

Véndeme un trabajo con salario fijo, véndeme un piso que incluya un hijo, véndeme un marido con caducidad, véndeme a tu madre si es que la puedo comprar, véndeme un suspiro de "no aguanto más", véndeme (hetero)sexualidad, véndeme que el mundo no puede cambiar, que la gente muere murió y morirá, véndeme la guerra como necesidad, véndeme un voto que luego venderás, véndeme el estado del bienestar... ¿ a qué precio va?


Pero yo no quiero comprar, sólo quiero por tí viajar, pierna arriba, lengua abajo, con la calma, sin engaños, sin asedios y con años, con la vida por delante. A la mierda sus recetas y apelando a la tristeza, intentar ser feliz.



Véndeme, que no aguanto más.