miércoles, enero 09, 2008

Esto es todo amigos

Llevaba algún tiempo augurando algo así. Qué coño lo auguraba, lo sabía. Lo sabía tan bien como sé que dos y dos son cuatro. Pero entre augurio y augurio, me he relajado. Y ahora me pilló por sorpresa, con una sonrisa esbozada a medias y acunando a la pena recién dormida.
Despierta ya.
A borbotones se despereza.


Los primeros auxilios dicen que pasará.
Ya no tengo nada que ocultar, ni hace falta que haga virguerías para convertir mis posts en jeroglíficos.
Esta noche será larga y la madrugada será horrible.
Em quedaré quieta fins que les llagrimes s'aturin.
I després... procuraré fer de tot això un malson.
Por fín.