domingo, enero 20, 2008

Las enfermedades





En vez de quedarme en casa oliendo las sábanas, prefiero emborracharme a base de mojitos y largarme con las chicas a Orcopérnico, a ver como se tercia la noche. Ale. Con Dios. (y con Cogote)



:D