viernes, enero 25, 2008

Ni caso...

S: En un probador debe molar
A: No, dan angustia, como para ponerse a echar un polvo.
S: Que va, los hay muy guapos.
A: Que no, que no.
S: Pues en un coche. Quien no se lo ha montado en un coche.
A: Yo nunca. Yo una vez me lo monté en un bar. Encima de la barra.
S: No jodas.
A: Bueno, pero no había gente.
S: Ah, bueno, sin gente. Las mesas de billar también son muy míticas.
A: No había billar. Una lástima. Pero moló.
S: Opto por el probador.
A: Que no, que da angustia.
S: Más incómodo de lo que debe ser hacerlo en un ascensor...
A: Me quedo con la barra del bar, eh?



En una cosa estamos de acuerdo. Nada de matorrales. Y ya mantendremos esta conversación en otro sitio. Con un par de copas. Hay que probar para juzgar. En fin. Me voy a estudiar. Que es lo que toca.