miércoles, febrero 20, 2008

Encorsetada

  • Ando perdida. Se lo decía a Meike ayer. Que tengo días muy buenos, pero yo no acabo de estar del todo de acuerdo con ellos. Que lo noto en los ojos de la gente, en las esquinas de las calles y en el traqueteo del metro.

  • Ahora tendría que estar tajándome a cuenta de Masmóvil, rodeada de treintañeros entrajados. Pero al final Marina no ha podido acompañarme y a mí, ni me va ni me viene. Una pena no aprovecharlas. Las copas, digo.

  • Marina, que todavía no sabe que pienso gastarme mi sueldo de este mes, o del que viene, en un corsé. Je. No me va a sorprender su veredicto. Que estoy loca. Ya lo sé. Sobre todo porque el caprichito será para un par de salidas nocturnas. Si es que llego a estrenarlo.

  • Dibujo en clase. No estudio. No echo de menos. Leo mucho. Escuho a Tulsa, a Tiza, a Jane's Addiction y a Iron Maiden. Voy al cine ( a veces sola, a veces acompañada). Pienso más bien poco. Sólo me dejo mecer por la rutina preestablecida.

  • Decido que voy a hacer el próximo día que le vea. Sonreirle, ignorarle o mandarle a la mierda. Que es realmente lo que se merecen los niñatos ególatras como él. Por sacar conclusiones precipitadas. Por el vacío. Y las malas formas.

Y ya está. Gracias Meike, pequeña princesa nórdica, por las canciones.

Si buscas en El diccionario del diablo de Ambrose Bierce el término egoísmo encuentras lo siguiente:

EGOÍSTA, adj. U.t.c.s. Persona de pésimo gusto, más interesada en sí misma que en mí.


Je.