sábado, marzo 08, 2008

Jack is heeeere....

Pos vale. Jajaja.

No sé de qué me río, realmente.
Ayer conseguí alcanzar el grado de alcoholización justo y ahora estoy sufriendo las amargas consecuencias.

Arcadas, cama, arcadas, cama, arcadas, cama, arcadas, cama.

Ya me dirás tú, qué manera más tonta de destrozarme mi pobre estómago y por una causa tan... insulsa. Qué manera más estúpida de perderme el sol de los fines de semana y por una causa tan.... insulsa.