miércoles, marzo 26, 2008

A ostias te reventaría

Sí. A ostias. Tal vez así conseguiría arrancarme esto de dentro. Que me arruinas todos los despertares, todas las madrugadas, todas las copas, todas las carcajadas, todas mis suertes.
Y no es justo.

No es justo sentirse así. No es justo que no haya pastillas para no pensar. No es justo andar de puntillas por las calles, temiendo a las esquinas, temiendo ver.
No es justo que tus ganas de cachondeo se conviertan en el acontecimiento del mes. Cachondea a tu madre, que bien te quiere. No es justo utilizar sentimientos como condimento especial de tus combinados antiresaca. No es justo no sentir rencor. No es justo seguir malgastando sonrisas.

Y como no es justo...

Doblaremos muchas veces el recuerdo. Hasta que ya no moleste.