viernes, abril 18, 2008

Inspiro, expiro

Todo va bien. Las cosas van bien. Estoy donde quiero estar. Donde debo estar. Aprendo rápido, escribo mejor. Amigos no me faltan, ni me sobran. Aficiones tampoco. De sueños ni hablamos. Lo saco todo. Lo llevo todo. Trabajo, estudio, disfruto. Y no hay mucho más que hablar.



Ayer llovía a cántaros, pero no nos importó demasiado.
Hoy trabajaba temprano, pero no me importó demasiado.
Y no hay mucho más que hablar.



Para el próximo fin de semana viene Cris.
Yuhu.
Para el siguiente me largo de aquí.
Yuhu.
Se acaba el curso, y empiezo a comprender que no me he muerto aún.
Se acaba el curso.
Quien sabe, oye.





Y no hay mucho más que hablar.