lunes, septiembre 15, 2008

La paciencia es una virtud

Y yo carezco de ella.
Que no sea muy dura con él, me dicen.
No lo soy, aunque consiga sacarme de mis casillas.
Y mientras tanto, lidio con matrículas, horarios imposibles, kilos de más (sólo dos!), viajes a París y posibles menús de fin de año.
Cartas de amigos desde las tierras frías.
Cocinas de palacio.
Canciones.