sábado, octubre 11, 2008

Ya

Se me ha acabado la fiebre blogger. He vuelto a la pluma y al cuaderno, donde realmente escribo lo que me da la gana sabiendo que nunca habrá más interpretaciones que las mías. No lo voy a eliminar, porque tampoco sé si dentro de un tiempo volverá a darme por volcar sandeces en la red. Algunos lamentarán la ausencia de material y a otros directamente se la traerá floja. El caso, que yo he cambiado y la inercia ha desaparecido. Ni pienso en posts, ni se me ocurren grandes temas que desarrollar. Tal vez me he vuelto práctica y reservada. Tal vez, después de cuatro años de ininterrumpida actividad blogística, se me han agotado las ganas. Empecé con el objetivo de darme a conocer, y finalizo con el objetivo de proteger lo que es mío.
Esto no es otro arranque de furia, ni siquiera una amenaza. Sólo es lo que, inevitablemente, tenía que ocurrir, tarde o temprano.
Todo pasa, las expectativas cambian y los intereses con ellas.
Simple y llanamente, me he cansado.

Fotografías seguirán cayendo, de vez en cuando. Pero no esperéis demasiada actividad por estos lares.


happy weekend.