martes, diciembre 23, 2008

Un botón



Me gustaría saber cómo se desprende una de toda esa mierda que acarrea la infancia. De los cuentos de hadas y esas cosas.