martes, enero 27, 2009

Con la cabeza a monstruos

No sabía sobre qué escribir.
Nada me inspiraba lo suficiente como para abrir el cuaderno y dejarme llevar.
Y ahora...
Ahora estoy emocionada.

n_n