jueves, mayo 21, 2009

The reason why




"Steven me había decepcionado.
Yo esperaba irreverencia y en cambio tuve devoción; esperaba infidelidad y en cambio tuve compromiso; esperaba emoción y en cambio tuve rutina; y lo peor de todo: esperaba un lobo y me encajaron una oveja.

Cuando el chico que te gusta resulta un cerdo mentiroso y falso, es muy triste. Pero cuando el chico al que habías tomado por un rompecorazones informal resultaba sencillo y bueno, es casi peor.
Pasé un par de días preguntádome por qué me atraían los chicos que no se portaban bien conmigo. ¿Por qué no podían gustarme los que me trataban bien? ¿Estaba condenada a despreciar a todos los hombres que fueran buenos conmigo? ¿Sólo iba a sentirme atraída por los que no me querían?

Me despertaba en mitad de la noche preguntándome qué le había pasado a mi auotestima. ¿Por qué sólo estaba cómoda cuando me maltrataban?
Entonces caí en la cuenta de que la máxima "Trátalos mal para que te traten bien" llevaba siglos en circulación. Y me relajé, pues, al fin y al cabo, yo no era la que establecía las normas.

¿Qué pasaba si mi hombre ideal era un golfo egoísta, formal, infiel, leal, traidor y cariñoso que me adoraba, nunca me llamaba cuando tenía que llamarme, me hacía sentir la mujer más especial del universo e intentaba ligarse a todas mis amigas? Tenía yo la culpa de querer un novio como un gato de Schrödinger, un hombre que fuera, simultáneamente, varias cosas incompatibles?"



Lucy Sullivan se casa.