viernes, mayo 29, 2009

Retrato II

Marduk son estrellas y es un gato negro. También negros sus abrigos, sus blusas, las penas que a veces le corretean por dentro y que espanta con esa fuerza que le nace desde tan hondo. Marduk es cine del bueno, del de antes; es jazz, es un aroma que embriaga, es un verde en las pupilas y un chapín colorado. Marduk son libros y teclas de piano, es un blog lleno de sueños, es un pony... no, dos ponies... no, ¡Marduk son muchos ponies! Marduk es un mojito, un daiquiri, un tequila, una birra y un ruso blanco; es una noche de lluvia, es una lunita, un dibujo manga y una vieja gramola. Marduk: una mano izquierda que vomita cuentos, unos tacones increíbles, el abrazo del sol de cada día.


Txïo sigue escribiendo, y dice que soy todas estas cosas. Tal vez tenga razón.