miércoles, mayo 06, 2009

Sofá-pijama

Hoy tengo el día tonto.

Una o dos veces al mes se da uno de esos días. Se suele notar ya de buena mañana al despertarse. No sé si tendrá que ver con lo de destaparse por la noche y coger frío en los riñones, pero a fin de cuentas, la sensación se parece mucho. Los síntomas son siempre iguales: melancolía, estado de somnolencia y ganas de sofá.

Las hay que se limitan a enchufar la radio y a dejar pasar las horas entre chocolate y bollos de crema, otras deciden que hay que combatirlo y se van de compras, o aprovechan la tontería para deambular en pijama por la casa, debatiéndose entre si seguir paseando o volverse a la cama.

En mi caso, la melancolía suele ir acompañada de unas ganas terribles de ver películas de temática sentimentaloide. Son películas de sofá-pijama. Películas de sofá-manta-ojos-como-pelotas-y-montaña-de-kleenex-a-mi-alrededor. Y, sobre todo, son películas-curativas que tooodas las chicas con el día tonto deberían ver. Aunque bueno, las hay que en los días tontos prefieren a Bruce Willis pegando hostias y diciendo palabrotas en Jungla de Cristal (de eso, y de las películas-de-tíos-duros-a-los-que-me-triscaría-bien-a-gusto-ya-mismo hablaremos otro día). Ahí van las mías, incondicionales de mi sofá-pijama:

Historias de Filadelfia




Katherine Hepburn es una dama de la alta sociedad y está dispuesta a casarse con un nuevo rico. Cary Grant, su ex-marido, vuelve para impedirlo porque aún la quiere. Comedia de enredos, donde se mezcla el periodismo, los chantajes y un James Stewart encantador haciendo de escritor frustrado. ME ENCANTA!!!!!!!!


Siempre a tu lado




Perfecta para mujeres despechadas. Ashley Jude conoce al "tío perfecto" y se enamora. Pero después el tío perfecto resulta que de perfecto sólo tiene el que acompaña a "gilipollas". Ella está destrozada, y para curarse del destrozo, se va a vivir con Hugh Jackman. El resto os lo podéis imaginar. Estupendísima película llena de frases fabulosas como: "El 5% de los hombres practican la monogamia y el 95% por ciento están tirándose a Penélope Poe". Toda una joya.



Algo para recordar



Meg Ryan está a punto de casarse con un tipo de lo más soso y aburrido. Tom Hanks es un viudo joven y sensible con un hijo pequeño muy preocupado por él. Un día el niño llama a la radio y consigue que su padre hable en directo con un consultorio de estos sentimental. Meg Ryan le oye y se enamora pérdidamente de él. Le manda una carta y le dice que quiere conocerle. Y ¿dónde quiere quedar? Pues en el Empire State, como en aquella película tan increíblemente bonita de Cary Grant, Tú y Yo (que no está en mi lista de las pelis de sofá-pijama, pero debería).


Top Hat



Fred Astaire es un bailarín super famoso. Ginger Rogers, la doncellita que duerme en la habitación de abajo de la de él. Él baila, ella se despierta, él sigue bailando, ella se enfada y sube a quejarse, él la ve y se enamora. El resto son un cúmulo de confusiones, canciones y bailes deliciosos.


Confidencias a Medianoche



Doris Day es una decoradora con una vida muy ordenada que comparte línea de teléfono con Rock Hudson, un mujeriego compositor. Ella está harta de escuchar sus líos amorosos cada vez que coge el teléfono, pero a él, le pica la curiosidad. Tanto le pica que acaba haciéndose pasar por un texano campechano y bonachón para seducirla. Ais...


Esplendor en la hierba



Para llorar, y llorar, y llorar. Natalie Wood y Warren Beatty son novios. Pero como no puedeeeeen retozar antes de la boda (porque estaba mal visto) pues él anda el pobre un poco exasperado. Acude en su ayuda la ligerilla del pueblo y cuando Natalie Wood se entera, pues se lía la gorda. Todo el mundo gritándose cosas y la Wood haciendo de super loquísima de amor y tal. Aconsejable verla en una sesión doble de dramón-comedia para no quedarse con el mal sabor de boca.




Jane Eyre



Después de una infancia terrible y tristísima y una estancia bastante lúgubre en un internado, Joan Fontaine es contratada por el bruto y descortés Orson Welles, para que se haga cargo de su pupila francesita. Es una tórrida historia de amor entre la institutriz y el amo de la casa, pero en el ático de la enooorme mansión se esconde un oscuro secreto... (AVISO: para las aficionadas a los libros de las hermanas Brönte, ni se os ocurra ver Cumbres Borrascosas... no he visto a un Heathcliff más patético que Laurence Olivier...) Pero Jane Eyre es genial. :D



Sucedió una noche



Clark Gable es periodista. Claudette Colbert una niña rica caprichosa que está revolucionando a todos los periódicos con sus intentos de huír de su padre para reunirse con su marido (al que su padre no puede ver ni en pintura). En una de sus escapadas, se da de bruces con Clark Gable que al reconocerla, decide sacar tajada y una bonita exclusiva. Aunque los planes no le van a salir tal y como esperaba. Estupenda y romantiquísima, con escena antecedente a Bugs Bunny comiéndose su zanahoria incluida.


Y ahora que ya he puesto yo mis incondicionales (sólo cinco, porque si las pongo todas esto se convierte en un testamento) ¿qué os parece si hacéis vosotros lo propio? :)