domingo, junio 07, 2009

My soul

Emborracharse es lícito, siempre y cuando se haga entre amigos. Oso ha vuelto, y lo hemos celebrado como se deben celebrar estas cosas.

Y he bailado, y me he reído y he lamentado tener que marcharme.
Y mañana tendré una resaca de ensueño a juego. Pagada a módicas copas.